28/8/16

OTEGI, uno más.


Por solidaridad, yo suscribo .- Francisco Larrauri - Psicólogo
http://gara.naiz.eus/idatzia/20060907/art179348.php

Picado por la curiosidad de qué se puede escribir hoy que merezca una petición fiscal de 96 años, he leído en varias ocasiones los artículos de Iñaki de Juana por los que está en prisión preventiva. Seguramente los he leído menos veces que el juez al que le tocó dictar si había materia punible y que, en pleno siglo XXI con la democracia consolidada y con la libertad de expresión como bandera europea, no encontró materia penal en los artículos y propuso por esta causa justamente la libertad del escritor.
Hoy Iñaki de Juana ha saldado sus cuentas con la justicia, pero sigue en prisión, en prisión preventiva dicen, por escribir dos artículos de opinión en este periódico.
Se hace muy difícil de entender que una situación así «construida» no genere desconfianza ni una oposición formal en el Gobierno vasco. ¿Pero acaso han desconfiado de la política de dispersión aplicada a los prisioneros vascos y del abuso de poder del Estado, que pone en entredicho la misma libertad de expresión?
Iñaki de Juana Chaos ha cumplido íntegramente su condena día a día, la condena impuesta ha terminado aquí a todos los efectos, pero Madrid quiere empezar de nuevo en este punto. El preso vasco, con el inicio de una huelga de hambre que dura 32 días, ha expuesto un simbólico habeas corpus por detención ilegal por opinar y escribir, pero no ante el fiscal de la Audiencia Nacional, sino ante el pueblo de Euskal Herria.
……
lo que evitaría que un juez se convierta en censor del Reino, pidiendo 96 años solamente por escribir o por suscribir, como es el caso. –

De este artículo (07/09/2006) http://gara.naiz.eus/idatzia/20060907/art179348.php hace exactamente 10 años; escrito cuando a Iñaki de Juana “le construyeron” la causa por dos colaboraciones periodisticas  por las que pagó cárcel. Una vez en libertad, le han construido una nueva causa que le persigue, por escribir supuestamente  la expresión “Aurrera bolie”,( Adelante con la pelota). La venganza  de España sigue vigente  con Otegi. El estilo vengativo del  neofranquismo del PP, ( que el PSOE respeta) quiere condenar  a Arnaldo Otegi después de cumplir prisión a otra pena que le inhabilite para ser ciudadano vasco con todos los derechos. Cómo a Otegi,  De Juana, Troitiño y todos los  presos políticos vascos que ganan la libertad, no les han conseguido quebrar su voluntad con la tortura, dispersión, alejamiento y cadena perpetua,los represores  viven   paradojicamente esta  resistencia como una gran derrota. Y se aplican con la venganza.


Han pasado diez años, y siempre vivirán con  el mismo  estilo vengativo de Franco, cuando  vean acorralados sus principios de una, grande y libre, por esta razón hay que abandonar el estado español  a su suerte, y a quien lo impida, ya sea el PP –C’s, PSOE,  o Podemos le remitiremos la misma rabia  que teníamos a una  pocilga maloliente  grande y libre.

1/7/16

La fraternidad


En los años 30 del siglo pasado en casa de los viejos comunistas se acostumbraba a escuchar, “nosotros no lo veremos pero nuestros hijos sí”. Era la forma de explicar  las diferentes  velocidades que tenía   cada sociedad para la implementación revolucionaria  del  socialismo que se inició con la Revolución de Octubre en Rusia y  también, como aquellos mayores  mostraban la fe    por el cambio social que  nunca se ha producido. Después del 26J  a la vista de los resultados electorales y su significado, algunos políticos  descendientes  o no , de aquellos viejos comunistas  han tirado mano de la memoria infantil y nos quieren vender  la  misma fe   por el cambio social  en España, como alternativa a la independencia de Catalunya.

 Personajes como el cínico  joan Coscubiela,  el extroskista del PORE  lluis Franco Rabell, Albano Dante Fachin, Colau , Xavier Domenech  que son los representantes de CSQP, ICV, Barcelona en comú, y Podemos en Catalunya, han empezado a hablar de fraternidad con los pueblos y trabajadores de España, que dicho de paso nadie niega ni rechaza, pero anteponer el libre destino de Catalunya a un cambio social en España ,después de los resultados del 26J, es volver a la fe de los viejos comunistas: Nosotros no lo veremos , pero nuestros hijos sí. Implementar el discurso de que el camino es difícil, largo y que un día lo comprenderemos, es iniciar  una  campaña mentirosa   y  falsa,  en contra  la opinión mayoritaria   que demuestra  que en las condiciones políticas y económicas actuales, es imposible en el país, llamado España, una reforma democrática que permita un referéndum de las nacionalidades históricas. Hay que explicarles a estos jóvenes que ya nos creímos una transición, y que ahora no nos creemos que España sea reformable. Y  si persisten en ello lo único que demostraran es que defienden la posición de todos los políticos de la casta. Defender la idea para defender su  gran salario.